Translate

domingo, 21 de abril de 2013

16º FESTIVAL DE MÁLAGA CINE ESPAÑOL - 2013 // JORNADA 2



En la jornada de hoy del Festival de Cine de Málaga, hemos hecho un viaje de un intento de indie a un intento de blockbuster. Como verán, uno de ellos ha salido mejor que el otro. Después de la información del Festival, el relato de ciencia-ficción continúa…




CASTING (o la sombra del actor es alargada)

TÍTULO: Casting. TÍTULO ORIGINAL: CastingAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Jorge Naranjo. MÚSICA ORIGINAL: Julio de la Rosa. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Javier López, Esther Rivas, Beatriz Arjona, Ken Appledorn, Nay Díaz, Marta Poveda, Ruth Armas, Carmen Mayordomo, Dani Pérez Prada. PÁGINA WEB OFICIAL: www.castinglapelicula.com.



Hasta la fecha, el sevillano Jorge Naranjo había sido realizador de cortometrajes - Superhero (2002), Los niños de Charlot (2004) y Cinco contra uno (2007), Llama ya (2010) y Casting (Uno, Dos y Tres) (2011), trilogía que constituye el germen de este film – y ha colaborado en guiones televisivos para Los hombres de Paco, Impares o Buenafuente. En el dossier de prensa de la película, se incluye una entrevista al director de esta película, en la que, a la pregunta de qué fue primero en él, si el guionista o el director, responde: “Sin duda, el guionista. Y antes del guionista, el periodista. Y antes del periodista, el adolescente que dibujaba cómics cuando no tenía ganas de estudiar. Y antes de los cómics, el niño que jugaba en su casa con plastilina montando batallas de Mazinger Z…”. Basta leer esas palabras para saber (por su evidente aire naïf) que hay que inscribir a Jorge Naranjo dentro de la órbita del cine indie o independiente y, por tanto, sus principales influencias podrían ser el primer Jonathan Demme (pensemos en Algo salvaje -1986- y Casada con todos -1988-), Wes Anderson (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/07/moonrise-kingdom-y-el-caballero-oscuro.html), Michel Gondry (¡Olvídate de mí! -2004-, La ciencia del sueño -2006-, Rebobine, por favor -2008-) y, por supuesto, Woody Allen (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2011/05/midnight-in-paris-o-todo-lo-que-usted.html) y, aunque no lo pueda parecer, Quentin Tarantino (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/01/django-desencadenado-o-la-venganza-no.html). A fuerza de carecer de una mejor definición (aparte del carácter de las compañías que realizan las producciones correspondientes), lo más exacto que puedo decir del indie es que las comedias vienen a ser como beber un batido de vainilla y los dramas como beber una copa de Martini. Y, en el caso de Casting, que tiene algo de comedia y otro tanto de drama suave, hay que decir que el sabor de boca que nos ha dejado es excelente.








Como su propio título indica, el film narra las historias entrecruzadas de varios aspirantes a actores que aspiran a conseguir un papel en un casting no muy bien organizado. A la vez que presenciamos las pruebas, vamos conociendo las historias personales de varios de los participantes. Todo el conjunto está trufado de una ironía que, según se mire, puede ser ácida o amable pero que, en cualquier caso, sirve para que una historia en principio intrascendente tenga más punta de lo que parece querer aparentar. Porque, en el fondo, constituye un repaso poco complaciente con las mentiras y medias verdades que acaban envenenando nuestras relaciones personales y las normas arbitrarias que van rigiendo nuestras trayectorias profesionales.

Casting tiene un estilo fresco, está rodada con gran desparpajo y está llena de referencias cinematográficas que demuestran el amor que el director siente por el séptimo arte. Asimismo cuenta con una magnífica dirección de actores que permite que todo el reparto logre brillar a buen nivel, tanto Javier López como Beatriz Arjona con su desfalleciente relación, Ken Appledorn en el papel de un norteamericano un poco fuera de lugar, Nay Díaz con sus atrabiliarios métodos, Ruth Armas teniendo que soportar el peso de una decisión quizás equivocada, Marta Poveda y Juanra Bonet en su “podemos pero no queremos” y una Carmen Mayordomo que pone orden en el casting con un humor trufado de un poco de mala leche. Pero, por encima de todos, quédense con  este nombre: Esther Rivas. Esta actriz tenía ante sí un reto no sencillo: llevar a cabo un papel similar al de Katherine Hepburn en La fiera de mi niña (1938), al de Barbra Streisand en ¿Qué me pasa, doctor? (1972) o al de Melannie Griffith en Algo salvaje (1986). Y no es sólo que salga medianamente airosa, es que está AB-SO-LU-TA-MEN-TE GE-NIAL. Hay que quitarse el sombrero ante una caracterización que corría el riesgo de caer fácilmente en la caricatura.

Por todo ello, Casting constituye la primera sorpresa agradable del certamen y una firme e inesperada candidata a llevarse uno de los premios importantes.





Nota (de 1 a 10): 7,5.

Lo que más me gustó: Su frescura y desparpajo. Esther Rivas.

Lo que menos me gustó: Al principio, le cuesta algo de trabajo coger el ritmo correcto. La secuencia de la canción (me parece innecesaria).



Fotos del autor de este blog con algunos de los integrantes del equipo de “Casting”:


 Con los actores Javier López (izqda..) y Ken Appledorn (dcha.)



Con el director Jorge Naranjo


Con la actriz Beatriz Arjona

 

COMBUSTIÓN (u olor a neumático quemado sobre el asfalto caliente )

TÍTULO: Combustión. TÍTULO ORIGINAL: CombustiónAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Daniel Calparsoro. GUIÓN: Carlos Montero y Jaime Vaca. MÚSICA ORIGINAL: Carlos Jean. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Álex González, Alberto Ammán, Adriana Ugarte, María Castro, Marta Nieto, Luis Zahera, Christian Mulas, Juan Pablo Schuck. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.sonypicturesreleasing.es/watch/combustion.



En general, en relación a las películas de cine negro, podríamos hacer una clasificación un poco burda pero probablemente efectiva entre las películas con vocación arty y las películas con vocación dirty (que, a su manera, pueden llegar a ser tan arty como las primeras), Respecto al noir arty, ya hablamos, en una entrada reciente, de El beso mortal, de Lemmy contra Alphaville  y otros títulos cercanos a su estética (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/04/los-ultimos-dias.html) pero, para indicar títulos recientes, podríamos referirnos, por ejemplo a Drive (2011) de Nicolas Winding Refn, film en el que los asesinatos se convierten en actos de sereno estoicismo, la ciudad, antes que en la sede del delito, se convierte en una geometría de luz gélida y el protagonista lleva en la espalda de su chaqueta el dibujo de un escorpión como símbolo de su condición. Dentro del noir dirty de los últimos tiempos podríamos mencionar Mátalos suavemente (2012) - http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/10/matalos-suavemente-o-como-seria-una.html - o Salvajes (2012) de Oliver Stone como ejemplos claros. En el caso de Combustión, podría surgir la duda sobre dónde encasillarla. Pero teniendo en cuenta que el noir dirty siempre necesita de un pequeño punto de desvergüenza hortera, deberíamos incluirla en ese grupo, indudablemente.










Daniel Calparsoro, con sus primeros títulos (Salto al vacío -1995-, Pasajes -1996-, A ciegas -1997-, Asfalto -2000- y Guerreros -2002-), desarrolló un estilo personal, bastante anticonvencional, que llamó la atención por los aires innovadores que podía aportar al cine español. Con Ausentes (2005) dio un giro, confirmado con Invasor (2012), con series televisivas como El castigo (2008) o La ira (2009) y con su último título, Combustión (2013), presentado en la segunda jornada del Festival de Málaga. Para determinados sectores de la crítica, la evolución del realizador puede ser una especie de traición a sus obras iniciales pero considero que, en última instancia, cada uno es muy libre de elegir la evolución que crea oportuna. Y, además, para que el cine español logre sobrevivir a la difícil encrucijada en que se encuentra, tendrá que intentar realizar títulos con innegable vocación comercial que permitan obtener recursos para llevar a cabo proyectos de más enjundia.

Desde ese punto de vista, hay que admitir que Combustión es un film que cumple con el objetivo que se propone y logra que se vea, gracias a su agilidad y, probablemente, al descaro con que Calparsoro siempre realiza sus películas, con agrado y sin demasiado disgusto. Por desgracia, hay dos o tres aspectos del film que provocan que el acabado del conjunto adolezca de indudables imperfecciones. En primer lugar, a lo largo de la película, en vez de que el comportamiento de los personajes se desarrolle según una lógica bien articulada, se fuerza la conducta de los personajes para permitir que la historia y determinadas situaciones logren encajar. En segundo lugar, el guión hubiera necesitado de una corrección que hubiera depurado ciertos diálogos que incurren en un sonrojante absurdo.

No obstante, hay que alabar tanto el trabajo de Adriana Ugarte como la sutil descripción de la caída de un macho alfa, interpretado por Alberto Ammán, que se ve sorpresivamente arrastrado por sus propias soberbia y arrogancia.


Nota (de 1 a 10): 6.

Lo que más me gustó: Su estilo descarado y provocador. Adriana Ugarte.

Lo que menos me gustó: Sistemáticamente, se fuerzan las conductas de los personajes para hacer encajar la historia y las situaciones. Si se suprimieran algunas líneas de guión, francamente poco afortunadas, el conjunto saldría ganando.

* * *

LOS INTRUSOS (II)

- Efectivamente, un grupo de clones… - dijo Bryant Zaius.

- Pero el Ente Ejecutivo Mundial había asegurado que la amenaza de los clones estaba perfectamente controlada… Tras los 20 años de guerra, quedó comprobado que todos los individuos inscritos en el Registro General de Sujetos Generados por Clonación o habían muerto o habían sido trasladados al Anillo Exterior… Desde allí, es imposible regresar a la Tierra… O, al menos, bastante complicado…

La desconfianza empezó a dibujarse en la mirada de Harry Ford.

- ¿Qué estás pensando Harry?

Inconscientemente, el cuerpo del exagente se inclinó para acercarse al de su antiguo jefe.

- ¿Nos ha mentido el Ente Ejecutivo?¿Quedaron clones en el planeta?

Bryant Zaius sonrió y respiró hondo.

- ¿Qué es la mentira y qué es la verdad cuando se trata de cuestiones tan escurridizas?¿Cómo podemos saber que algún clon no se haya ocultado entre los millones de seres humanos que pueblan este planeta?¿Cómo podemos saber que alguno no haya logrado manipular la información del chip identificador?
(Desde el año 2097, todo individuo tenía instalado en su cuerpo un chip que servía para conocer su identidad en cualquier momento y circunstancia. Los clones, en su chip, llevaban indeleblemente impresa su condición por lo que, teóricamente, era imposible que pudieran ocultar su naturaleza. Aunque en el Grupo Operativo sabían que la información del chip identificador podía ser alterada…)

- Bryant, cambiar la información del chip es carísimo… Sólo delincuentes internacionales con negocios multimillonarios tienen el dinero suficiente para lograr pagar a quien puede hacerlo… Dudo mucho que los clones tengan medios para poder hacer algo así…

- Lo planteaba como hipótesis… Lo que te quiero decir es que todo se presta a la confusión… Aparte está el tema de quienes pueden haber nacido de las relaciones entre clones y humanos… ¿En qué grupo lo situaríamos?

- Seamos prácticos. ¿Por qué creéis que hay un grupo de clones suelto por Megápolis?

- Hace quince días, una tienda de armas del Barrio 32 fue asaltada… Los asaltantes dispararon contra los dos vigilantes y los cuatro dependientes… A uno de estos últimos, lo dieron por muerto pero sólo estaba malherido… Pudo oír la conversación que mantuvieron dos miembros del grupo…

Bryant Zaius pulsó uno de los botones de su mesa y tras él apareció el holograma del informe del incidente. El Comandante se levantó y fue pasando páginas. Al llegar a la deseada, amplió la imagen y señaló con su dedo el párrafo que le interesaba.

- Mira esto. Según el dependiente, uno de los asaltantes dijo: “Ya es hora de que los intrusos podamos vengarnos”

Las pupilas de Harry se dilataron automáticamente.

- Los intrusos…

- Efectivamente, Harry. Los intrusos… El modo en que los clones se autodenominaban…

- ¿No puede ser que alguien haya utilizado ese nombre con afán provocador?

- Lo pensamos. Cinco después, con el importante arsenal que consiguieron en el asalto, atacaron uno de los Centros Nodulares del Ente Ejecutivo Mundial…

- No ha trascendido la noticia…

- No se quiso que trascendiera. Uno de los atacantes murió en el ataque… Al acceder a los datos de su chip identificador, se trataba de un clon de 36 años a quien se le dio por muerto en el año 2267.

En el 2267… Eso significaba que se le dio por muerto con 12 años. Posiblemente, en una de las razzias organizadas por uno de los escuadrones de Grupo Operativo… A lo mejor, por uno de los escuadrones en los que él participó…

- Bryant, ¿tengo yo alguna relación con…?

- No, ninguna. Si te he llamado, no es por eso. Te he llamado porque eras uno de los pocos que hacía su trabajo sin que los sentimentalismos le estorbaran… Hemos llegado a la conclusión de que algunos escuadrones no ejecutaron las operaciones higiénicas encomendadas según las instrucciones dadas. Muchos de los clones, sobre todo los más jóvenes, pudieron escapar… Y, quizás, ahora se han agrupado…

- Eso es sólo una teoría, ¿no?

- Sí, sólo una teoría. ¿Se te ocurre otra?

- No, de momento, no… Pero, en cualquier caso, sé por dónde empezar para iniciar la investigación del caso…

(Continuará…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario