Translate

lunes, 30 de diciembre de 2013

NYMPHOMANIAC y RANKINGS DEL 2013


Hoy, realizamos la reseña de Nymphomaniac. Volumen 1 de Lars von Trier y presentamos los rankings con las películas que han sido mejor valoradas en este blog a lo largo del año 2013.



NYMPHOMANIAC. VOLUMEN 1 (o es preciso que todo cambie para que nada cambie)

TÍTULO: Nymphomaniac. Volumen 1. TÍTULO ORIGINAL: Nymphomaniac. AÑO: 2013. NACIONALIDAD: Dinamarca-Alemania-Francia-Bélgica-Reino Unido. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Lars von Trier. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Manuel Alberto Claro. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgard, Stacy Martin, Shia LaBeouf, Christian Slater, Jamie Bell, Uma Thurman, Mia Goth, Sophie Kennedy Clark, Connie Nielsen. PÁGINA WEB OFICIAL: http://golem.es/nymphomaniac/ y http://www.nymphomaniacthemovie.com/.

Revisando Europa, film que Lars von Trier realizó en 1991, hoy le podríamos encontrar sentidos que, probablemente, pasaron desapercibidos en el momento de su estreno. Si, en parte, podríamos encontrar las raíces de las sorprendentes declaraciones que el director danés realizó en el Festival de Cannes de 2011 (http://www.europapress.es/cultura/cine-00128/noticia-lars-von-trier-cannes-entiendo-hitler-20110518162630.html), no es menos verdad que podría ser interpretada como el deseo de destruir los cauces convencionales de la narración. Ese tren, controlado por los estadounidenses, perfectamente organizado y compartimentado, que discurre por unas vías que se muestran obsesivamente a lo largo de la película, podría ser una metáfora de la narración cinematográfica lineal (encajada en unos márgenes estrechos de los que no hay la posibilidad de escapar) y su destino final y el del cadáver que va a parar a la inmensidad de un océano abierto, sin límites ni rutas prefijadas, serían la certificación de la muerte de una forma de entender el séptimo arte y de un modo de concebir las historias y los personajes. A partir de Europa, todo lo que ha hecho von Trier ha sido retorcer los géneros hasta dejarlos casi irreconocibles (el melodrama en Rompiendo las olas -1996-, el musical en Bailar en la oscuridad -2000-, la comedia en El jefe de todo esto -2006-), romper con todo artificio o truco técnico, a partir de los postulados del movimiento Dogma (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/05/la-caza-o-cuando-nada-puede-volver-ser.html), en Los idiotas (1998) o el de hilvanar proyectos cinematográficos imposibles en los que las imágenes nos han intentado llevar a territorios visuales desconocidos, inexplorados y habitados por personajes extremos con los que, difícilmente, puede llegar  a identificarse el espectador (Dogville -2003-, Manderlay -2005-, Anticristo -2009-, Melancolía -2011-). Como presunta culminación de todo el proceso, se estrena ahora la primera parte de Nymphomaniac (parece ser que, debido a la larga duración del film completo, se ha decidido dividir el mismo en dos películas distintas). Este proyecto ha hecho correr ríos de tinta antes de su estreno y se ha "vendido" (con unas dosis de ironía o, más bien, de sarcasmo no suficientemente reconocidas) como el paso de Lars von Trier al cine porno. Al final, no ha sido para tanto...






La justificación argumental para que la historia tenga un fuerte contenido sexual es que su protagonista, Joe (interpretado de joven por Stacy Martin y, ya de adulta, por Charlotte Gainsbourg) es una ninfómana que cuenta su vida y sus andanzas a un hombre (Stellan Skarsgard) que la ha atendido en la calle después de recibir una paliza. A partir de ese momento, el film se va estructurando en diferentes episodios o historias, cada uno de ellos con un motivo simbólico central en torno al cual se articula (las tácticas del pescador de caña, el concepto de delirio en la obra y vida de Edgar Allan Poe, el estilo polifónico de Juan Sebastian Bach...). Aunque tanto ello como el fuerte contenido explícito de muchas escenas sexuales puede parecer algo novedoso, en realidad no lo es en absoluto. La estructura de historias que se van engarzando y con las que un narrador capta la atención de un oyente remite, en el fondo, al recurso empleado a clásicos de la literatura como Las mil y una noches, El Conde Lucanor de Don Juan Manuel, El Decamerón de Giovanni Boccaccio, Los cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer. En el cine, ya Vivir su vida (1962) de Jean-Luc Godard, narraba la historia de una mujer que decide dedicarse a la prostitución a través de doce episodios distintos de su vida. De hecho, la larga conversación que Charlotte Gainsbourg mantiene con Stellan Skarsgard me recordó la que, en la película de Godard, mantiene Anna Karina con el filósofo Brice Parain (sólo que esta última era mucho más breve y, sobre todo, mucho más brillante):





En relación a las escenas sexuales explícitas o el tratamiento de temas escabrosos (como el de la adicción al sexo) en el cine convencional, ello tampoco es ninguna novedad. Recordemos que en Shame (2011), film de Steve McQueen protagonizado por Michael Fassbender, ya se abordaba una cuestión similar. Por no ser novedoso, no lo es ni la utilización del rock duro en determinados momentos del film: David Lynch ya lo hizo en Corazón salvaje (1990).

Quiero decir con todo ello que, aunque hay quien pueda afirmar que esta película es una muestra del carácter innovador de Lars von Trier, la innovación, en realidad, no aparece por ninguna parte y, en muchas escenas, es una película convencional, con recursos convencionales, aunque muchos momentos subidos de tono puedan hacer pasar por hallazgo lo que sólo es atrevimiento o audacia.

No vean en lo que he dicho en el anterior párrafo una crítica negativa. Todo lo contrario. En realidad, gracias a ello la película se salva en la medida en que carece de trabas para dar rienda suelta a un humor muy peculiar (especialmente visible en el episodio en el que aparece Uma Thurman), para alcanzar momentos de una especial y extraña intensidad (como en el episodio en el que se narra la enfermedad del padre de la protagonista) y para hacer que el conjunto se vea sin demasiado esfuerzo a pesar de una dirección de actores un tanto plana. Aunque nunca pensé que pudiera llegar a decir esto de una película de von Trier, hay que reconocer que Nymphomaniac. Volumen 1 se deja ver. Ahora, habrá que esperar al Volumen 2 para ver si la obra completa esconde algo que, hasta ahora, no hemos sido capaces de detectar.


Nota (de 1 a 10): 6,5.

Lo que más me gustó: El episodio en el que aparece Uma Thurman y en el que se narra la enfermedad del padre de la protagonista. Su peculiar sentido del humor.

Lo que menos me gustó: Que Lars von Trier vaya de dinamitero y se haya limitado, simplemente, a tirar un petardo.

* * *


A continuación, presentamos con las listas de las películas extranjeras y españolas que han obtenido mejor nota en este blog a lo largo del año 2013. Aunque, en principio, las listas iban a ser de diez películas, no he tenido más remedio que ampliarlas a quince para no dejar fuera ningún título de verdadero interés.



PELÍCULAS EXTRANJERAS:



1.- LA VIDA DE ADÈLE de Abdellatif Kechiche (10):

2.- LA GRAN BELLEZA de Paolo Sorrentino (9,5):

3.- LA MEJOR OFERTA de Giuseppe Tornatore (9):

4.- EL IMPOSTOR de Bart Layton (9):

5.- SEARCHING FOR SUGAR MAN de Malik Bendjelloul (9):

6.- EL ATLAS DE LAS NUBES de Andy Wachoski, Lana Wachoski y Tom Tykwer (9):

7.- GRAVITY de Alfonso Cuarón (8,5):

8.- AMOR de Michael Haneke (8,5):

9.- DJANGO DESENCADENADO de Quentin Tarantino (8,5):

10.- BESTIAS DEL SUR SALVAJE de Behn Zeitlin (8,5):

11.- EL HOBBIT: LA DESOLACIÓN DE SMAUG de Peter Jackson (8,5):

12.- EL SUEÑO DE LU de Hari Sama (8,5):

13.- LA CABAÑA EN EL BOSQUE de Drew Goddard (8,5):

14.- BLUE JASMINE de Woody Allen (8,5):

15.- EL JUEGO DE ENDER de Gavin Hood (8,5):


PELÍCULAS ESPAÑOLAS:

1.- 15 AÑOS Y UN DÍA de Gracia Querejeta (8):

2.- CANÍBAL de Manuel Martín Cuenca (8):

3.- SOMOS GENTE HONRADA de Alejandro Marzoa (8):

4.- MANIC PIXIE DREAM GIRL (AN INTERNET LOVE STORY) de Pablo Maqueda (8):

5.- LOS ÚLTIMOS DÍAS de Álex y David Pastor (8):

6.- HIJO DE CAÍN de Jesús Monllaó Plana (7,5):

7.- CASTING de Jorge Naranjo (7,5):

8.- LAS BRUJAS DE ZUGARRAMURDI de Álex de la Iglesia (7,5):

9.- MAMÁ de Andrés Muschietti (7,5):

10.- EL MÉDICO ALEMÁN de Lucía Puenzo (7,5):

11.- LOS DESÓRDENES SENTIMENTALES de Ramón Alfonso (7):

12.- TODAS LAS MUJERES de Mariano Barroso (7):

13.- LA LAVA EN LOS LABIOS de Jordi Costa (7):

14.- AQUÍ Y ALLÁ de Antonio Méndez Esparza (7):

15.- GENTE EN SITIOS de Juan Cavestany (7):



 

jueves, 26 de diciembre de 2013

#litttlesecretfilm (segunda parte)



#litttlesecretfilm (segunda parte)

En nuestra entrada del pasado 9 de julio (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/07/littlesecretfilm.html), comentamos el proyecto #littlesecretfilm. Como se han seguido haciendo nuevas películas dentro de esta corriente, hoy vamos a comentar tres nuevos títulos que son realmente atractivos.

WORKING PROGRES

TÍTULO: Working Progres. TÍTULO ORIGINAL: Working ProgresAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Roland de Middel. GUIÓN: Nacho Diago, Miguel Esteve, Diana Lázaro, Juan Carlos Mestre, Fran Nortes, Ruth Núñez, Alejandro Tous, Rebeca Valls, Roland de Middel.  INTÉRPRETES PRINCIPALES: Nacho Diago, Miguel Esteve, Diana Lázaro, Juan Carlos Mestre, Fran Nortes, Ruth Núñez, Alejandro Tous, Rebeca Valls.

ENLACE WEB A LA PELÍCULA: http://vimeo.com/71247284

(Esta película fue realizada casi al mismo tiempo que las que comentamos en la primera entrega pero, al ser proyectada en un canal de televisión, no ha estado accesible vía internet hasta recientemente. Habiendo podido verla hace unos días, la comentamos ahora porque la considero muy interesante.)

En todo equipo de profesionales o en toda pandilla de amigos, siempre hay momentos en que afloran las rivalidades y las tensiones personales. Si un grupo humano es, a la vez, equipo profesional y pandilla de amigos, todo puede ser mucho peor. Esta sencilla premisa es la que nos ilustra Working progres. En este caso, se trata de un conjunto de actores que, por motivos de amistad, se ponen a las órdenes de un director que quiere hacer su primera película. El film comienza cuando todos ellos se reúnen para ver cómo ha quedado la cinta. Y, poco a poco, lo que parecía estar impregnado de un agradable buen rollo va tornando en una agria y acerba disputa. Con una trama inteligentísimamente desarrollada y un reparto que sabe coger, desde el primer momento, el tono necesario para que sea acorde con el estilo del film, Working Progres termina siendo una metáfora de los problemas de incomunicación y de dificultades de las relaciones humanas que, con independencia de qué hagamos y a qué nos dediquemos, acabamos padeciendo y (¿por qué no decirlo?) protagonizando.





Nota (de 1 a 10): 7.

Lo que más me gustó: La inteligentísima evolución de su trama. El desparpajo de todo el reparto.

Lo que menos me gustó: Las inclusiones del hipotético casting me parecen innecesarias.


#Realmovie

TÍTULO: #Realmovie. TÍTULO ORIGINAL: #RealmovieAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Pablo Maqueda. GUIÓN: Pablo Maqueda, Rocío León y Eva Llorach.  INTÉRPRETES PRINCIPALES: Rocío León y Eva Llorach.

ENLACE WEB A LA PELÍCULA: http://www.youtube.com/watch?v=4xocbT8KSXc.

Ciertos descubrimientos científicos del siglo XX han impactado de modo definitivo en nuestra percepción filosófica de la realidad. Así, el principio de indeterminación de Heisenberg (http://es.wikipedia.org/wiki/Relaci%C3%B3n_de_indeterminaci%C3%B3n_de_Heisenberg) ha echado por tierra nuestra fe de que existen certezas absolutas. Los teoremas de incompletitud de Gödel (http://es.wikipedia.org/wiki/Teoremas_de_incompletitud_de_G%C3%B6del) nos llevan al incómodo territorio de reconocer que ninguna teoría, aunque sea lógicamente consistente, puede estar libre de apriorismos indemostrables. Por tanto, se puede llegar a afirmar que la realidad no existe como tal y que todas las cosas son construcciones mentales que sólo pueden vivir dentro de nuestro cerebro. De ahí a la afirmación de que vivimos en un bucle permanente, sólo hay un paso. Como corolario, se podría afirmar que toda narración (ya hemos comentado en alguna ocasión que, actualmente, se tiende a concebir las teorías como narraciones: http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/12/en-la-casa-o-como-estamos-rodeados-de.html) es un bucle perpetuo. Si comprendemos esto, comprenderemos, por ejemplo, buena parte del cine de David Lynch.

#Realmovie no se podría entender cabalmente sin esta (pedante) introducción que he escrito. Pero, una vez vista, asombra que sea una miniatura precisa y perfecta de temas verdaderamente complejos. Frente a películas indescifrables, #Realmovie consigue lo mismo a partir de una trama sencilla pero profundamente absorbente. Ello la convierte en una pequeña joya que confirma a Pablo Maqueda, después de Manic Pixie Dream Girl (An Internet Love Story), como un gran talento a seguir con especial interés.





Nota (de 1 a 10): 7,5.

Lo que más me gustó: Siendo sencilla, es profunda.

Lo que menos me gustó: La parte inicial antes de que comience el auténtico núcleo de la trama podría ser algo más breve.



LA LAVA EN LOS LABIOS

TÍTULO: La lava en los labios. TÍTULO ORIGINAL: La lava en los labiosAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Jordi Costa. GUIÓN: Ana Bettschen, Jordi Costa, María José Gil, Eva Llorach, Eva Marciel, Belén Riquelme.  INTÉRPRETES PRINCIPALES: Ana Bettschen, María José Gil, Rocío León, Eva Llorach, Eva Marciel, Belén Riquelme.

ENLACE WEB A LA PELÍCULA: http://www.youtube.com/watch?v=B2jCthEecxE.

El crítico cinematográfico Jordi Costa es un fan confeso de Jesús Franco (http://cultura.elpais.com/cultura/2013/04/02/actualidad/1364897929_540393.html), de David Lynch (http://www.fotogramas.es/Peliculas/Mulholland-Drive/Critica, http://www.fotogramas.es/Peliculas/Inland-Empire/Critica) y de Pedro Almodóvar (http://www.fotogramas.es/Peliculas/Mulholland-Drive/Critica, http://www.fotogramas.es/Peliculas/La-piel-que-habito/Critica). La lava en los labios viene a ser el cruce imposible (en realidad, perfectamente posible) de tres estilos aparentemente irreconciliables. Y, a partir de ese maridaje sorprendente, nace algo diferente, absolutamente personal y original, que anida en el territorio del “inconsciente” y del magma informe y proteico que anida en lo más profundo de nuestras mentes.

La lava en los labios es una película que no tiene una explicación sencilla porque no puede tenerla. Construida a partir de esta asunción esencial, sólo aceptando dicha premisa será como podremos disfrutar de su enloquecida trama, de detalles de gran potencia expresiva como la interpretación de la canción con que se inicia la película y del homenaje que se realiza a la gran musa de Jesús Franco, Soledad Miranda (recordemos que cuando, recientemente, falleció este director, como homenaje comentamos su película Las vampiras, protagonizada, precisamente, por dicha actriz: http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/04/erase-una-vez-en-anatolia.html), conjunto que, lejos de resultar incongruente, muestra una intachable coherencia que convierte a esta película en una de las grandes sorpresas del cine español de este año 2013.






Nota (de 1 a 10): 7,5.

Lo que más me gustó: Se mueve en un territorio escasamente transitado por el cine convencional.

Lo que menos me gustó: No va a ser comprendida por muchos espectadores.



miércoles, 25 de diciembre de 2013

EL HOBBIT: LA DESOLACIÓN DE SMAUG (o el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones)



TÍTULO: El Hobbit: La desolación de Smaug. TÍTULO ORIGINAL: The Hobbit: The Desolation of Smaug. AÑO: 2013. NACIONALIDAD: Estados Unidos-Nueva Zelanda. DIRECCIÓN: Peter Jackson. GUIÓN: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson y Guillermo del Toro, adaptando la novela El Hobbit de J. R. R. Tolkien. MÚSICA ORIGINAL: Howard Shore. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Stott, Graham McTavish, William Kircher, James Nesbitt, Stephen Hunter, Dean O´Gorman, Aidan Turner, John Callen, Peter Hambleton, Jed Brophy, Mark Hadlow, Adam Brown, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Lee Pace, Cate Blanchett, Sylvester McCoy, Benedict Cumberbatch, Mikael Persbrandt, Luke Evans, Stephen Fry. PÁGINA WEB OFICIAL: http://wwws.warnerbros.es/thehobbitdesolationofsmaug/.



Tras el estreno el año pasado de la primera parte de la adaptación de El Hobbit dirigida por Peter Jackson (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/12/el-hobbit-un-viaje-inesperado-o-la.html), ahora se ha estrenado la segunda entrega, con la curiosidad de saber si el director neozelandés iba a ser capaz de seguir manteniendo el interés del espectador en su quinta visita a la Tierra Media y, sobre todo, de si iba a mantener el listón lo suficientemente alto como para que nos impacientáramos por el estreno de la última entrega dentro de un año. Y, sorprendentemente, lo ha logrado. En primer lugar, porque ha seguido liberándose del influjo de la primera trilogía, optando por una mayor creatividad narrativa frente al seguimiento literal del texto de Tolkien (por ello, a los seguidores del autor británico, probablemente les gustará más la saga de El señor de los anillos; a los cinéfilos seguramente les gustará más la de El Hobbit). En segundo lugar, porque en La desolación de Smaug ha sabido superar el principal problema que parecía presentar esta segunda trilogía: ¿cómo iba a lograr mantener el ritmo de intensidad y agilidad de la primera parte cuando, tras el encuentro con el dragón que mantenía en tinieblas al reino de Erebor, no parecía que hubiera material narrativo suficiente como para sostener una nueva película de tres horas? La respuesta, por sencilla, no deja de resultar genial en su simplicidad: lo que parecerá uno más de los rodeos y recovecos que esconde la Tierra Media, se convertirá en nuestro centro de atención cuando la segunda entrega llegue a su desenlace, dejándonos con la miel en los labios sobre el destino que le puede aguardar. Aunque parezca sorprendente, cuando, tras casi tres horas de película, llega su final, nos quedamos con ganas de más, de mucho más…














Frente a Un viaje inesperado, La desolación de Smaug se beneficia de que los personajes ya están presentados y, por ello, se entra inmediatamente en la acción sin que haya un solo desmayo narrativo en toda la trama. Por otro lado, si en la primera parte ya sobresalía el personaje de Thorin (interpretado por un espléndido Richard Armitage), en esta entrega el personaje gana en complejidad, mostrándonos varios matices en su evolución de forma que se acaba convirtiendo (junto al Gollum) en uno de los caracteres mejor perfilados de toda la cinematografía de Jackson. Finalmente, toda la historia sigue articulada en torno a grandes momentos épicos (la incursión por el bosque, la huida por el río, el camino que sigue Gandalf…). Sin embargo, como contrapunto, sobresalen dos momentos en los que la épica cede al minimalismo: el de la búsqueda de la cerradura para acceder al castillo de Erebor y el de la aparición del dragón.

En resumen, podemos decir que Peter Jackson ha hecho una especie de “más difícil todavía”. Cuando parecía que el mundo de Tolkien ya había sido suficiente explotado por el director neozelandés, lo que ha hecho es superarse y confirmar que, probablemente, su talento está ya desligado del material literario que le ha servido de base y vuela ya libremente hacia no sabemos qué nuevos mundos. Hasta saber cuáles, permaneceremos expectantes. Mientras tanto, disfrutaremos del gran espectáculo que nos está brindando con (hasta la fecha) esta magnífica trilogía.





Nota (de 1 a 10): 8,5.



Lo que más me gustó: La evolución del personaje de Thorin (Richard Armitage). La secuencia de la cerradura. La aparición del dragón.


Lo que menos me gustó: Se ve venir cómo va a ser el momento cumbre de la tercera entrega.