Translate

viernes, 28 de marzo de 2014

17º FESTIVAL DE MÁLAGA - CINE ESPAÑOL - JORNADA 8

Hoy, en la octava jornada del Festival de Málaga, empezamos en Seseña y terminamos en Nueva York. Al final, realizaremos la clasificación de las películas que hemos visto (la que se emite mañana, Una noche en el viejo México, acude al certamen fuera de concurso) y realizaremos un pronóstico de los premios.



PURGATORIO (o, a veces, los juegos no son tan divertidos)

TÍTULO: Purgatorio. TÍTULO ORIGINAL: PurgatorioAÑO: 2014. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Pau Teixidor. GUIÓN: Sergio G. Sánchez y Luis Moreno. MÚSICA ORIGINAL: Aaron Rux. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Jon D. Domínguez. MONTAJE: Raúl de Torres. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Oona Chaplin, Ana Fernández, Andrés Gertrúdix, Sergi Méndez. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.antena3.com/se-estrena/especiales/purgatorio/.

Purgatorio está rodada en Sedeña, en la urbanización fantasma que allí construyó El Pocero, y ello está completamente acorde con el carácter fantasmal de esta película. Podríamos decir que Purgatorio es una película de terror y, aún más, una película de terror casi convencional. Pero, al mismo tiempo, es, básicamente, un drama psicológico. Oona Chaplin interpreta a una madre que ha perdido a su hijo (por motivos que no se llegan a explicar) y que se ha mudado, junto a su marido, a una nueva vivienda. Una noche, una vecina le deja a su hijo porque el esposo de aquella ha sufrido un accidente y tiene que marcharse con urgencia al hospital. La pesadilla, que hasta ese momento sólo estaba latente, se convierte en real y empieza una espiral de pánico que someterá a prueba a la protagonista y al propio espectador. En un edificio prácticamente vacío, cada ruido, cada silencio, cada luz que se apaga, se convierten en miedos ante posibles amenazas y la dirección del debutante Pau Teixidor sabe aprovechar a fondo todas las posibilidades que ese entorno concreto ofrecía.

Purgatorio, en consecuencia, es una película de terror atmosférico, en el que los encuadres, los planos, el montaje, la música (estupenda la banda sonora de Aaron Rux, la cual, con una partitura de corte vanguardista, prácticamente atonal en muchos momentos, logra inyectar al espectador el recelo y la ansiedad) crean un estado de ánimo por encima de una trama mínima. Este estilo, que nos puede hacer pensar, en momentos concretos, en El resplandor (1980) de Stanley Kubrick, en El proyecto de la bruja de Blair (1999) de D. Myrick y E. Sánchez o en Insidious (2010) de James Wan, remite a otros cineastas clásicos como Jesús Franco (pienso en sus películas Paroxismus -1969-  o Sie tötete in Ekstase -1971-) o, incluso, a David Lynch, con su prodigiosa capacidad de crear escenas inquietantes con muy pocos elementos.








Con todo ello, estoy diciendo que Pau Teixidor ha conseguido hacer en su debut una estimulante película, muy contenida y que sabe narrar, en sólo ochenta y cinco minutos, una historia que no es precisamente sencilla. Esa contención se la ha sabido transmitir a Oona Chaplin, que lleva el peso del film y que, huyendo de cualquier tipo de efectismo o sobreactuación, sabe modular de manera sobria la evolución de los sentimientos de su personaje y logra hacer entender al espectador, en la última escena, con una asombrosa economía de gestos, la clave de lo que ha sucedido.

Por último, hay que decir que Purgatorio va a ser estrenada con un innovador sistema de distribución, en el que se van a utilizar varios medios simultáneamente. Se estrenará en pantallas tradicionales pero, asimismo, se emitirá una versión reducida de 4 capítulos de 5 minutos para A3Player (http://www.atresplayer.com/), con un capítulo cero que se estrena esta noche en LaSexta3 (http://www.antena3.com/se-estrena/especiales/purgatorio/sexta3-emitira-precuela-purgatorio-proximo-marzo_2014032500192.html) y con la posibilidad de ver la película vía internet para todos aquellos que adquieran una revista cuyo nombre se anunciará en los próximos días. En definitiva, un nuevo estilo que echa sus raíces en fórmulas que han demostrado ser artísticamente válidas y una nueva forma de comercializar para acomodarse a la actual situación de crisis que vive el mercado cinematográfico español convierten a Purgatorio en una propuesta muy sugerente y atractiva.




Nota (de 1 a 10): 7,5.

Lo que más me gustó: La creación de un ambiente amenazador con muy pocos elementos. La contenida pero efectiva interpretación de Oona Chaplin.

Lo que menos me gustó: En determinados momentos, se necesita que bajen el volumen del sonido de la banda sonora.

* * *

En el intermedio entre las dos películas, tuvimos el placer de coincidir con la actriz Najwa Nimri, que, este año, forma parte del Jurado de la Sección Oficial. A estas horas, probablemente ya esté deliberando con sus compañeros sobre cuál será el palmarés del Festival.




* * *


LA VIDA INESPERADA (o vente a Nueva York, primo - o no-)

TÍTULO: La vida inesperada. TÍTULO ORIGINAL: La vida inesperadaAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Jorge Torregrossa. GUIÓN: Elvira Lindo. MÚSICA ORIGINAL: Lucio Godoy. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Kiko de la Rica. MONTAJE: Alejandro Lázaro.  INTÉRPRETES PRINCIPALES: Javier Cámara, Raúl Arévalo, Carmen Ruiz, Tammy Blanchard, Sarah Sokolovic,  Jeff Lima, Amy Gaipa, Johnny Solo,  Julia Murney, Jessica Phillips, Nicolle Cordero, Peter Gregus, Gloria Muñoz, Miguel Belmonte, José Candelaria, Twinkle Burke, Luis Carlos de la Lombana, Jennifer Plotzke, Larry Daggett, Jack Garrity, Juan Villarreal, Jason Leal, Gregg Micheals. PÁGINA WEB OFICIAL: http://ruletamedia.com/longasmetragens.

Cuando comienza La vida inesperada, podemos llegar a pensar que se trata de una película relativamente convencional que ya hemos visto antes. Javier Cámara es un actor español que hace diez años que vive en Nueva York. Un día, llega allí su primo con la aparente intención de pasar un mes de vacaciones. En los primeros momentos, creemos que vamos a ver una película sobre quienes se han tenido que marchar del país y añoran cosas como, por ejemplo, la comida. Pero, enseguida, la película muta cuando Nueva York deja de ser un escenario y se convierte en una metáfora. Porque Nueva York tiende a ser considerada, como ninguna otra ciudad en el mundo, como el lugr mágico donde todos nuestros sueños se pueden cumplir. Y ello, evidentemente, no es real. Nueva York es una ciudad dura, competitiva donde unos pocos triunfan y la mayoría tiene que ver cómo sus aspiraciones no se cumplen.

Los personajes de Javier Cámara y Raúl Arévalo representan, en ese contexto, dos puntos de vista diferentes. Javier Cámara es el actor que tiene que combinar su actividad artística con otros trabajos para poder costear su minúsculo apartamento y Raúl Arévalo es quien llega a la ciudad, arrastrando una vida que no es la que desea vivir (se subraya de tal modo esa circunstancia que no llegamos a saber su nombre, se le identifica todo el tiempo con el genérico de "primo") y se propone empezar a hacer realidad sus deseos más auténticos. En realidad, ambos personajes serían situaciones distintas en una misma trayectoria, de forma que cada cual representa caras distintas del hecho de que, al final, nuestros objetivos se cumplen de forma distinta a como habíamos imaginado, es decir, son dos caras distintas de "la vida inesperada".







Por todo lo dicho anteriormente, aunque el film tiene apariencia de comedia, se escora, en muchos momentos, hacia el drama, sabiendo mantener el equilibrio entre los dos tipos de escenas. La película está muy cuidada en numerosísimos detalles como, por ejemplo, una banda sonora que remite a clásicos como George Gershwin, una magnífica factura visual que sabe mostrar a Nueva York con sus luces y con sus sombras, y elementos como las escenas representadas de Doña Rosita, la soltera de García Lorca y Tres sombreros de copa de Miguel Mihura, que, aparte de servir para crear paralelismos con el personaje de Raúl Arévalo, muestran cómo las situaciones, a pesar de su separación en el tiempo, tienden a ser curiosamente universales.

Es una lástima que a las relaciones de los protagonistas con sus respectivas chicas les falte una pizca de credibilidad y tiendan a forzarse sin suficiente desarrollo así como que, paradójicamente, al film le vendría bien unos diez minutos menos. A pesar de ello, La vida inesperada es una película que se deja ver y que sabe generar en el espectador la reflexión sobre hasta qué punto debemos dejarnos guiar por nuestros sueños y en qué medida debemos considerar como fracasos los que son simples pasos en un camino que puede llevar a nuestras vidas a lugares que no eran los previstos.




Nota (de 1 a 10): 7.

Lo que más me gustó: Las interpretaciones de Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carmen Ruiz. La magnífica banda sonora de Lucio Godoy. Las espléndidas tomas donde se muestra a Nueva York en todo su esplendor. Las preciosas escenas en el teatro donde se escenifican pasajes de Doña Rosita, la soltera de García Lorca y Tres sombreros de copa de Miguel Mihura.

Lo que menos me gustó: A las relaciones de los protagonistas con sus chicas respectivas les falta un pelín de credibilidad. A la película, le sobran diez minutos.

* * *

Una vez vistas todas las películas a concurso de la Sección Oficial, este es mi ranking de este año:

1.- No llores, vuela de Claudia Llosa. Nota: 8,5.

2.- Todos están muertos de Beatriz Sanchís. Nota: 8.

3.- Los fenómenos de Alfonso Zarauza. Nota: 7,5.

4.- 10.000 km. de Carlos Marques-Marcet. Nota: 7,5.

5.- Dioses y perros de David Marqués y Rafa Montesinos. Nota: 7,5.

6.- A escondidas de Mikel Rueda. Nota: 7,5.

7.- Purgatorio de Pau Teixidor. Nota: 7,5.

8.- La vida inesperada de Jorge Torregrossa. Nota: 7.

9.- Carmina y amén de Paco León. Nota: 7.

10.- 321 días en Michigan de Enrique García. Nota: 7.

11.-  Amor en su punto de Dominic Hariri y Teresa de Pelegrí. Nota: 6,5.

12.- El oro del tiempo de Xavier Bermúdez. Nota: 6.

13.- Anochece en la India de Chema Rodríguez. Nota: 6.

14.- Por un puñado de besos de David Menkes. Nota: 6.

15.- Kamikaze de Álex Pina. Nota: 5.



* * *

En relación a mis pronósticos sobre el palmarés, me voy a mojar y esto es lo que pienso que va a ocurrir.

MEJOR PELÍCULA:

Como habrán podido ver, mis películas favoritas son No llores, vuela y Todos están muertos. Sin embargo, pienso que (habiendo tomado el pulso a las opiniones vertidas) la gran favorita es 10.000 km. Si esta no fuera la ganadora, creo que el premio se lo podría llevar Los fenómenos.

MEJOR DIRECTOR:

Si no gana su película, podrían dar este premio a Claudia Llosa. Si ganara No corres, vuela, Carlos Marques-Marcet tiene todas las papeletas para llevarse el galardón.

MEJOR ACTOR:

Sólo cabe pensar que el ganador sea Juan Diego por Anochece en la India. Otros posibles candidatos (Hugo Silva, Javier Cámara, Raúl Arévalo) no brillan en sus papeles al mismo nivel que el veterano actor andaluz.

MEJOR ACTRIZ:

O Lola Dueñas por Los fenómenos o Elena Anaya por Todos están muertos.


MEJOR ACTOR DE REPARTO:

Héctor Medina por 321 días en Michigan. Héctor Alterio o Eduardo Blanco por Kamikaze o Miguel de Lira por Los fenómenos tampoco habría que descartarlos.

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO:

Angélica Aragón por Todos están muertos o Megan Montaner por Dioses y perros.


MEJOR GUIÓN:

Elvira Lindo por La vida inesperada o Jaione Camborda y Alfonso Zarauza por Los fenómenos.

MEJOR BANDA SONORA:

Lucio Godoy por La vida inesperada. Si se decantan por una opción más experimental, Aaron Rux por Purgatorio sería una buena opción.

MEJOR FOTOGRAFÍA:

Kenneth Oribe por A escondidas.

Mañana, la solución...   



No hay comentarios:

Publicar un comentario