Translate

domingo, 21 de septiembre de 2014

BOYHOOD (o antes de la Universidad)




BOYHOOD (o antes de la Universidad)

TÍTULO: Boyhood (Momentos de una vida). TÍTULO ORIGINAL: Boyhood. AÑO: 2014. NACIONALIDAD: Estados Unidos. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Richard Linklater. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Lee Daniel y Shane F. Kelly. MONTAJE: Sandra Adair. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Patricia Arquette, Ethan Hawke, Ellar Coltrane, Lorelei Linklater, Libby Villari, Marco Perella, Jamie Howard, Andrew Villarreal, Brad Hawkins, Jenni Tooley, Richard Andrew Jones, Karen Jones, Zoe Graham. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.boyhood-lapelicula.es/ y http://www.ifcfilms.com/films/boyhood.

Actualmente, gracias a internet, disponemos de muchísima más información de la que nunca jamás hemos podido tener disponible. Millones de datos están a nuestro alcance sólo con teclear unas cuantas palabras en Google, Yahoo o cualquier otro buscador. Ello es positivo en cualquier caso pero no garantiza en absoluto que pueda darnos mayor grado de comprensión sobre una determinada rama del conocimiento. En el cine, este fenómeno se hace aún más grave. Chismorreos, opiniones poco o nada sistematizadas, el vicio de confundir impresiones personales con juicios objetivos, las poses impregnadas de un esnobismo escasamente disimulado, evaluaciones teñidas de arbitrariedad, tendencia a que la demagogia gane la batalla a la reflexión equilibrada se mezclan en la red conformando un vocerío virtual (impulsado por “críticos” y “cinéfilos”) que impide que la sensatez tenga algún hueco en el debate y en el contraste de opiniones. Si se quiere tener alguna repercusión significativa en la red, realice una afirmación extrema y es posible que consiga su objetivo. Y es que una cosa es saber de cine y otra cosa muy distinta es entender de cine. Pero no se le pueden pedir peras al olmo y el actual entorno digital no entra (ni quiere entrar) en ciertos matices.

Viene todo esto a cuento a raíz de la muy favorable repercusión crítica que Boyhood,  la última cinta de Richard Linklater (autor de la trilogía Antes de amanecer -1995-, Antes del atardecer -2004- y Antes del anochecer - http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/07/antes-del-anochecer-o-cuando-el-bla-bla.html, 2013-) que, parece ser, que es la gran obra maestra de los últimos veinte años (http://www.metropoli.com/blogs/sonar-despierto/2014/09/20/el-sentido-de-la-vida.html). Después de verla, me he quedado perplejo por la enorme brecha que separa a tan rimbombantes comentarios con la realidad de la película y sólo puedo concluir que, a lo largo del proceso que he descrito someramente en el anterior párrafo, se ha perdido buena parte de nuestra capacidad de comprensión y entendimiento.





viernes, 12 de septiembre de 2014

EL NIÑO (o el Estrecho como campo de batalla)

EL NIÑO (o el Estrecho como campo de batalla)

TÍTULO: El Niño. TÍTULO ORIGINAL: El Niño. AÑO: 2014. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Daniel Monzón. GUIÓN: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón. MÚSICA ORIGINAL: Roque Baños. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Carles Gusi. MONTAJE: Cristina Pastor. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Luis Tosar, Sergi López, Bárbara Lennie, Eduard Fernández, Jesús Castro, Jesús Carroza, Saed Chatiby, Mariam Bachir, Ian McShane. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.elniñolapelicula.es/.

Hay una distinción que, a efectos prácticos, suele ser muy útil pero que, a la hora de la verdad, tiene menos relevancia de la que parece y es la que se refiere a la distinción entre "cine de género" y "cine de autor". Esta clasificación puede resultar contradictoria porque hay directores como Howard Hawks que fue, básicamente, un director que realizó películas de género pero cuya condición de autor le fue reconocida hasta por los muy sibaritas representantes de la nouvelle vague en sus años de críticos en Cahiers du Cinéma. Algo parecido se puede decir (con matices) de Alfred Hitchcock o (con menos matices) de Fritz Lang. Pero no hay que dejar de reconocer que la distinción define con cierta precisión dos tendencias claramente reconocibles en el séptimo arte: por un lado, películas con vocación de dirigirse al gran público y, por otro, películas minoritarias con pretensiones intelectuales, experimentales o filosóficas. Desde siempre, hemos dicho en este blog que, aunque existe cierta inclinación a afirmar que el cine español se caracteriza por hacer "cine de autor", en realidad, donde siempre ha mostrado especial fortaleza es en el cine de género. En especial, siempre hemos hecho referencia a la tradición que existe en nuestro país de "cine de terror" (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2011/02/los-ojos-de-julia-o-de-terror-tambien.html y http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2014/03/17-festival-de-malaga-cine-espanol_7705.html) y de "cine negro" (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2011/10/no-habra-paz-para-los-malvados-o-que.html).

Dentro de esta última línea es donde se inscribe claramente El Niño de Daniel Monzón. Monzón es un director que, desde sus inicios, no ha tenido empacho en inscribir sus películas dentro de la que podemos denominar tendencia del "cine de género". Así, ha cultivado la "fantasía heroica" (El corazón del guerrero, 1999), la comedia (El robo más grande jamás contado, 2002), el cine de terror (con la muy meritoria La caja Kovak, en el año 2006) y ya tuvo un primer acercamiento al cine negro en 2009 (con la más meritoria aún Celda 211). Con El Niño, este director no decepcionará a sus condicionales (entre los que me cuento) al ofrecer un gran espectáculo visual, realizado con pulso firme y narrado con brío y convicción.






THE FAKE y EL CONGRESO

Lo primero de todo, anunciar que GIRKIQ: LA PELÍCULA, proyecto del que hablamos en entradas anteriores, ha conseguido completar la suscripción de fondos que solicitaron vía crowfunding (http://www.verkami.com/projects/8493-girqik-la-pelicula). Les damos desde aquí la enhorabuena y doy las gracias a los lectores del blog que hayan prestado su colaboración.





Para celebrarlo, hoy vamos a hablar de una película de animación coreana, The Fake, y de una coproducción liderada por Israel que mezcla animación e imagen real, El congreso.

THE FAKE (o cuando se toma el nombre de Dios en vano)

TÍTULO: The Fake. TÍTULO ORIGINAL: Saibi. AÑO: 2013. NACIONALIDAD: Corea del Sur. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Yeon Sang-ho. MÚSICA ORIGINAL: Jang Yeong-gyu. PRINCIPALES VOCES EN LA VERSIÓN ORIGINAL: Kwon Haehyo, Kim Jaerok, Park Hee-von, Yang Ik-joon. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.m3estudio.com/#!the-fake/ctlm. ENLACE EN FILMIN: https://www.filmin.es/pelicula/the-fake.

No resulta habitual que en España tengamos acceso a películas de animación que no provengan de Estados Unidos o Japón. En este caso, gracias a www.filmin.es, se ha podido ver The Fake, dirigida por Yeon Sang-ho, la cual se trata de una producción cuyo origen es Corea del Sur. Además de este primer rasgo distintivo, otro hecho peculiar de este film es su temática, estrictamente realista (lo cual también resulta extraño en el cine de dibujos animados). Un pueblo va a desaparecer bajo las aguas de un pantano. En medio de la desmoralización de la comunidad, un presunto benefactor pretende construir una iglesia en el nuevo pueblo que se levantará para que la misma constituya un elemento revitalizador de la vida vecinal. En medio de esa situación, un exconvicto, jugador y bebedor, regresa al pueblo y se percata de las oscuras intenciones del proyecto.






miércoles, 10 de septiembre de 2014

LOCKE y NANA

Hoy, vamos a hablar de dos películas que se caracterizan por su minimalismo: Locke de Steven Knight y Nana de Valérie Massadian.


LOCKE (o el precio de cumplir con el deber)

TÍTULO: Locke. TÍTULO ORIGINAL: Locke. AÑO: 2013. NACIONALIDAD: Reino Unido-Estados Unidos. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Steven Knight. MÚSICA ORIGINAL: Dickon Hinchliffe. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Haris Zambarloukos. MONTAJE: Justine Wright. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Tom Hardy. Voces de Olivia Colman, Ruth Wilson, Andrew Scott, Ben Daniels, Tom Holland, Bill Milner, Danny Webb, Alice Lowe, Silas Carson, Lee Ross, Kirsty Dillon. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.locke-lapelicula.es/ y http://locke-movie.com/.

Es relativamente frecuente que, de vez en cuando, algún director se proponga realizar un tour de force técnico que pretenda dejar boquiabiertos a los espectadores con alardes inconcebibles. Hitchcock era muy proclive a ello y, así, realizó Naufragos (1944), la cual transcurría íntegramente en una bote salvavidas y La soga (1948), que simulaba estar rodada en un único plano-secuencia (en esa época, ello no era posible porque, simplemente, el rollo de celuloide se acababa y había que empezar uno nuevo). Otros ejemplos son Memento (2000) de Christopher Nolan, narrada desde el final al principio, El arca rusa (2002), rodada, esta sí, en un único plano-secuencia, El proyecto de la bruja de Blair (1999) de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez y Monstruoso (2008) de Matt Reeves, rodadas como si fueran unos vídeos caseros, [REC] (2007) de Jaume Balagueróy Paco Plaza, rodada como si fuera la grabación de una cámara de televisión, o Buried (2010) de Rodrigo Cortés, rodada íntegramente en un ataúd.

Steven Knight, guionista de títulos como Negocios ocultos (2002) de Stephen Frears, Amazing Grace (2006) de Michael Apted o Promesas del Este (2007) de David Cronenberg, se añade a la lista de directores audaces y se ha atrevido a realizar una historia que transcurre, íntegramente, en un automóvil. Sólo veremos físicamente a un personaje, el interpretado magistralmente por Tom Hardy, mientras que, del resto del reparto de la película, sólo oiremos sus voces. Con este planteamiento, la gran duda era si el film podía mantener su pulso a lo largo de noventa minutos y si la historia iba a tener suficiente sustancia como para que la obra fuera algo más que una virguería técnica. Hay que decir que Locke ha conseguido que las mismas se disipen absolutamente y que, finalmente, sea uno de los mejores títulos de este año 2014.






jueves, 4 de septiembre de 2014

LAS VIDAS DE GRACE y EL DESCONOCIDO DEL LAGO


LAS VIDAS DE GRACE (o la vida fluye)

TÍTULO: Las vidas de Grace. TÍTULO ORIGINAL: Short Term 12. AÑO: 2013. NACIONALIDAD: Estados Unidos. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Destin Daniel Cretton. MÚSICA ORIGINAL: Joel P. West. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Brett Pawlak. MONTAJE: Net Sanders. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Brie Larson, John Gallagher Jr., Stephanie Beatriz, Rami Malek, Alex Calloway, Kevin Hernandez, Lydia Du Veaux, Keith Stanfield, Frantz Turner, Kaitlyn Dever. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.goodfilms.es/catalogo/las-vidas-de-grace-short-term-12/http://shortterm12.com/.

En este blog, ya hemos reseñado con anterioridad películas que trataban las vidas de jóvenes con problemas: Los niños salvajes (2012) de Patricia Ferreira, Quince años y un día (2013) de Gracia Querejeta, A escondidas (2014) de Mikel Rueda, María y el Araña (2013) de María Victoria Menis o Besos de azúcar (2013) de Carlos Cuarón son buenos ejemplos de ello. Las vidas de Grace ha llamado la atención porque aporta una gran dosis de frescura que sabe combinar, con gran inteligencia, con momentos verdaderamente amargos que (sorprendentemente) dejan a un lado el morbo para estar presididos por una delicadeza y una sutileza muy personales.

En el fondo, Las vidas de Grace se nutre de la clásica mirada de Howard Hawks (a la que ya hicimos referencia al hablar de Rio Bravo (1959) y que, también, detectamos en un título reciente como Azul y no tan rosa -2012- de Miguel Ferrari): más que en desarrollar una historia según el típico esquema narrativo de exposición-nudo-desenlace, el desarrollo de la película se centra en el progresivo conocimiento de las circunstancias que envuelven a unos personajes. (Precisamente, en esa concepción alejada de cualquier similitud con algún tipo de modelo literario previo es en la que se fijaron los realizadores de la nouvelle vague francesa y es la que explica la admiración que sentían por Hawks desde que hacían crítica cinematográfica en Cahiers du Cinéma). En este caso, se trata de unos jóvenes internados en un centro de asistencia y de sus cuidadores. Poco a poco, iremos descubriendo que todos ellos deberán superar retos difíciles y reajustar sus vidas para dejar atrás un pasado complicado.