Translate

viernes, 12 de septiembre de 2014

EL NIÑO (o el Estrecho como campo de batalla)

EL NIÑO (o el Estrecho como campo de batalla)

TÍTULO: El Niño. TÍTULO ORIGINAL: El Niño. AÑO: 2014. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Daniel Monzón. GUIÓN: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón. MÚSICA ORIGINAL: Roque Baños. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Carles Gusi. MONTAJE: Cristina Pastor. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Luis Tosar, Sergi López, Bárbara Lennie, Eduard Fernández, Jesús Castro, Jesús Carroza, Saed Chatiby, Mariam Bachir, Ian McShane. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.elniñolapelicula.es/.

Hay una distinción que, a efectos prácticos, suele ser muy útil pero que, a la hora de la verdad, tiene menos relevancia de la que parece y es la que se refiere a la distinción entre "cine de género" y "cine de autor". Esta clasificación puede resultar contradictoria porque hay directores como Howard Hawks que fue, básicamente, un director que realizó películas de género pero cuya condición de autor le fue reconocida hasta por los muy sibaritas representantes de la nouvelle vague en sus años de críticos en Cahiers du Cinéma. Algo parecido se puede decir (con matices) de Alfred Hitchcock o (con menos matices) de Fritz Lang. Pero no hay que dejar de reconocer que la distinción define con cierta precisión dos tendencias claramente reconocibles en el séptimo arte: por un lado, películas con vocación de dirigirse al gran público y, por otro, películas minoritarias con pretensiones intelectuales, experimentales o filosóficas. Desde siempre, hemos dicho en este blog que, aunque existe cierta inclinación a afirmar que el cine español se caracteriza por hacer "cine de autor", en realidad, donde siempre ha mostrado especial fortaleza es en el cine de género. En especial, siempre hemos hecho referencia a la tradición que existe en nuestro país de "cine de terror" (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2011/02/los-ojos-de-julia-o-de-terror-tambien.html y http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2014/03/17-festival-de-malaga-cine-espanol_7705.html) y de "cine negro" (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2011/10/no-habra-paz-para-los-malvados-o-que.html).

Dentro de esta última línea es donde se inscribe claramente El Niño de Daniel Monzón. Monzón es un director que, desde sus inicios, no ha tenido empacho en inscribir sus películas dentro de la que podemos denominar tendencia del "cine de género". Así, ha cultivado la "fantasía heroica" (El corazón del guerrero, 1999), la comedia (El robo más grande jamás contado, 2002), el cine de terror (con la muy meritoria La caja Kovak, en el año 2006) y ya tuvo un primer acercamiento al cine negro en 2009 (con la más meritoria aún Celda 211). Con El Niño, este director no decepcionará a sus condicionales (entre los que me cuento) al ofrecer un gran espectáculo visual, realizado con pulso firme y narrado con brío y convicción.








El Niño narra cómo en el Estrecho de Gibraltar, espacio en que coinciden tres países (España, Marruecos y Reino Unido - con su presencia en Gibraltar-), el tráfico de estupefacientes entre África y Europa es una actividad permanente y continua. La violencia, la corrupción, la ambición desmedida y el mundo de la droga como única opción para quienes no tienen otra posibilidad de prosperar se reflejan en la película con concisión pero con contundencia.

Quizás, el gran defecto que tiene esta película es que en ella conviven dos tramas diferentes que sólo en contados momentos llegan a confluir ofreciendo unidad al film. Por un lado, está la de los policías que intentan desarticular a una organización dedicada a la distribución de cocaína. En ella, brillan especialmente Luis Tosar y Eduard Fernández, que cumplen con su habitual solvencia, debiendo mencionar, igualmente, a una correcta y sobria Bárbara Lennie. (Se ha confiado tanto en el carisma que destila la presencia de Ian McShane que no le han dado ni una sola frase en todo el guión). Por otro lado, está la de los jóvenes que deciden entrar en el mundo del tráfico de drogas, con el debutante Jesús Castro y Jesús Carroza cumpliendo satisfactoriamente y con una Mariam Bachir que se convierte en la gran revelación del film. Una integración más sólida de ambas tramas hubiera ayudado a que El Niño hubiera ganado en equilibrio.

Pese a todo, El Niño es un título notable, narrado con agilidad y fuerza y que consigue que sus más dos horas de metraje pasen volando para el espectador gracias a su ritmo y a la inteligente introducción de escenas de acción en el desarrollo de la historia. En definitiva, otra buena noticia en un año que está siendo especialmente duro para el cine español.



Nota (de 1 a 10): 8.

Lo que más me gustó: El pulso firme de la realización. Las interpretaciones de Luis Tosar, Eduard Fernández y Mariam Bachir.

Lo que menos me gustó: Son, en realidad, dos historias distintas que apenas se encuentran.


Acompañamos videoclip de la canción Niño sin miedo, cantada por India Martínez y Rachid Taha, la cual forma parte de la banda sonora de la película.




No hay comentarios:

Publicar un comentario