Translate

jueves, 18 de diciembre de 2014

INTERSTELLAR (o todo está ya determinado)



INTERSTELLAR (o todo está ya determinado)

TÍTULO: Interstellar. TÍTULO ORIGINAL: Interstellar. AÑO: 2014. NACIONALIDAD: Estados Unidos-Reino Unido. DIRECCIÓN: Christopher Nolan. GUIÓN: Jonathan Nolan y Christopher Nolan. MÚSICA ORIGINAL: Hans Zimmer. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Hoyte Van Hoytema. MONTAJE: Lee Smith. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine, John Lithgow, William Devane, Wes Bentley, David Gyasi, Casey Affleck, Topher Grace, Matt Damon. PÁGINA WEB OFICIAL: http://wwws.warnerbros.es/interstellar/ y http://www.interstellarmovie.net/.

Sin duda alguna, Christopher Nolan es uno de los directores más importantes de los últimos 15 años. Realizador de gran talento visual, a ello une una capacidad descomunal de levantar artefactos narrativos complejos que acaban funcionando como precisos mecanismos de relojería y una habilidad ya contrastada para crear atmósferas originales y sugerentes. Nolan fue capaz de narrar una historia en sentido inverso en Memento (2000), de desarrollar un thriller en el día eterno del verano de Alaska en Insomnio (2002), de convertir la obsesión de un mago en metáfora de la creación narrativa en El truco final (El prestigio) (2006), de elevar las adaptaciones de comics a la categoría de obras fílmicas de primer nivel en Batman Begins (2005), El caballero oscuro (2008) y El caballero oscuro: La leyenda renace (2012) - http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2012/07/moonrise-kingdom-y-el-caballero-oscuro.html - y de crear una obra instalada a medio camino entre la realidad, la vigilia y el sueño en Origen (2010). Por ello, era lógico que Interstellar haya despertado tanta expectación porque era razonable pensar que la aproximación de Nolan a la ciencia-ficción podía dar lugar a una obra maestra indiscutible. El resultado final es, en gran medida, ambivalente.






Cuando comienza Interstellar, vemos cómo el polvo se acumula sobre una maqueta de un transbordador espacial. Este inicio no es baladí porque marca una de las líneas temáticas de la película: el agotamiento de nuestro presente, la obsolescencia de unas ideas que sólo pueden llevar ya a un mundo gris y sin ilusiones, el envejecimiento de una sociedad cuyos iconos emblemáticos sólo son vestigios de un esplendor olvidado. La película nos va mostrando un mundo amenazado `por constantes tormentas de polvo y en el que los entornos urbanos parecen haber desaparecido dando paso al predominio de los entornos rurales: la población se dedica, mayoritariamente, a la agricultura. Quienes eran ingenieros, ahora son granjeros y, además, tienen que luchar contra el peligro frecuente de que las cosechas se pierdan. En medio de ese caos y de la certeza de que a la Tierra le queda poco tiempo para seguir siendo habitable, de repente una esperanza surge en una lejana galaxia donde puede haber un planeta que, quizás, sea habitable. El núcleo argumental de Intestellar es el viaje de unos expedicionarios que, encabezados por Matthew McConaughey, dejarán, no saben por cuánto tiempo, sus vidas y sus familias para confirmar si existe otro lugar donde la humanidad pueda seguir viviendo.





Pudiendo haberse concentrado la película en dicho núcleo argumental y en el subtexto que implica (la vocación del ser humano de ir más allá de las fronteras conocidas), en ella se combinan varias líneas argumentales relacionadas con el origen de los fenómenos paranormales, el rencor que siente la hija del protagonista (interpretada en la edad adulta por Jessica Chastain) por su padre al haber relegado este a su familia a un segundo plano, con el anhelo de una de las astronautas del equipo (Anne Hathaway) de volver a encontrarse con el hombre que ama y con la exposición de las ideas científicas del físico Kip Thorne (http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-11-12/cuatro-aciertos-y-un-grave-error-en-la-astrofisica-de-interstellar_453620/). El principal defecto de Interstellar es que todo este entramado no acaba constituyendo un conjunto bien formado sino que da la sensación de que cada uno va por su lado sin que exista un concepto o eje central que los articule adecuadamente.

Muy inteligente desde el punto de vista visual, al evitar la espectacularidad y la impresión de modernidad (en coherencia con el punto de partida que plantea), en la mayoría del metraje está más cerca de Planeta prohibido (1956) de Fred McLeod Wilcox que de 2001: Una odisea del espacio (1968) de Stanley Kubrick. En contraposición a este acierto narrativo, hay cierto descuido en la dirección de actores, de modo que las interpretaciones tienden a ser, en general  bastante planas, sin que ninguna de ellas merezca ser destacada especialmente.

Película que se deja ver con agrado y que se beneficia de la gran capacidad narrativa de Nolan, Interstellar queda lejos del nivel demostrado por el director británico en sus títulos más brillantes.


Nota (de 1 a 10): 7,5.

Lo que más me gustó: Un guión férreo y contundente. Opta por la sobriedad antes que por la espectacularidad.

Lo que menos me gustó: Se dispersa sin que acabe siendo una película compacta.


Enlazamos la videoentrada que, en su día, hicimos en el blog sobre las mejores películas de ciencia-ficción de la historia del cine:




No hay comentarios:

Publicar un comentario